.
.
Viral Fest

Alimentarse sin dañar al medioambiente: ser un climatarian

En los últimos siglos, con el desarrollo industrial, creció exponencialmente la oferta alimenticia para los seres humanos y los alimentos procesados ganaron lugar en la vida cotidiana. Mientras se siguen estudiando las consecuencias a la salud que trajo esta nueva forma de vida, diferentes investigaciones aseguran que el impacto en el medioambiente ha sido negativo.

Ante esto, las nueva generaciones han tomado conciencia y cada vez es mayor el caudal de gente que pretende un mayor cuidado del planeta. Estos cambios exigen medidas de fondo para las grandes instituciones y para los gobierno, pero también requiere del compromiso individual de las persoans. Por eso hay diferentes tendencias que abogan por el cuidado ambiental y aportan su granito de arena.

+ Gamba: Una buena idea para reciclar colillas de cigarrillos

En este caso vamos a hablar de los «climatarian», personas cuyo consumo alimenticio está basado en el cuidado del medioambiente. Esto no quiere decir que sean vegetarianos, veganos u omnívoros, sino que enfocan su dieta en lo que pueda causar menos daño al ecosistema. Lógicamente que la alimentación a base de frutas, verduras y legumbres es lo que más se aproxima a este cuidado, pero no se trata sólo de eso. Por ejemplo, si una persona consume alcaucil todos los días, pero ese alcaucil viene en un envase plástico, se le hará mucho daño al ambiente porque tarada años en degradarse.

De este modo, “hay dos maneras de adquirir un comportamiento más amable con el planeta. La primer es la de comer frutas o verduras de estación y que la persona sepa que se producen localmente. Cuanto más natural y fresco mejor. La segunda es la de intentar calcular a través de las etiquetas de alimentos la huella de carbono y la huella híbrida, referido a la cantidad de agua que se usa para producir el alimento”, explicó el responsable de la carrera Gestión Ambiental, Alejandro Inti Bonomo a Infobae.

+ Gamba: Un aparato que limpia el aire como los árboles

Así, con tan solo mirar la etiqueta ya se puede disminuir el impacto ambiental. “La persona puede identificar el lugar de origen de producción, el carbono que se gasta en la producción del alimento, si es un alimento procesado gastará más energía y si es de otro lugar, cómo llegó al lugar de compra, ya que si es de otro país seguramente habrá gastado combustible. Por ejemplo, una manzana, que es un alimento súper saludable, no tendrá la misma huella de carbono si se produce aquí en Buenos Aires que si la traen desde Italia”, soslayó Bonomo.

En suma, la nueva tendencia para lograr vida saludable y reducir el impacto ambiental es la de los «climatarian» y, a diferencia de otros colectivos de consumo alimenticio, no tiene tantas restricciones porque lo más importante cuan regional y fresco sea el alimento que se consume.

+ Gamba: Una forma simple de reciclar plástico y transformarlo en ladrillo

Auspicia Via Verde Productos 100% naturales #NaturalmenteSimple.  Instagram: @viaverdetakeaway  Facebook : Vía Verde Take Away##

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top