Música

Aristimuño, un chamán del sur

El viernes por la noche, Lisandro Aristimuño regresó a Córdoba para desplegar una liturgia de más de dos horas y media a sala sold out. El músico rionegrino trajo una banda mixta compuesta por viejos integrantes de los Azules Turquesas y nuevos integrantes para así lograr un sonido un tanto más dark y  stoner. Incluso, los hipnóticos climas evocaron a un recital de Radiohead.

A eso de las 21:30 se pudo ver a la sala del Quality totalmente repleta, con la gente ubicada en sus respectivas butacas, esperando por la salida del músico. A las 21:50, se apagaron las luces y se vislumbraron las siluetas de los músicos sobre las tablas. Se pudo ver al artista con una remera negra manga corta y un pañuelo verde enrollado en su mano izquierda. Esa escena  de los músicos quietos y las luces apagadas duró unos cuantos minutos, hasta que se inició una intro bien cargada de lo que terminó siendo Me Hice Cargo en versión rebozada (casi todos los temas tuvieron un formato diferente). A diferencia de conciertos anteriores, este show fue como meterse en un viaje con diferentes paradas. Un viaje al sur, de grandes mesetas compuestas por climas sonoros. Así estuvo el rock and roll en How Long, el carnavalito con Anochecer, la chacarera en Azúcar Del Estero, el pop en  Plug Del Sur, el folk con Corazón y pasajes progresivos en diferentes tramos de canciones. Además, el músico jugó con los loops y con efectos de luces para acentuar aún más los climas de las canciones. Así, se apoyó en una banda totalmente aplomada, que reformuló sus gemas y las transformó, lo que permaneció igual a la versiones originales fueron las melodías y algunos solos.

Decíamos que fue un show diferente, y otra de las diferencias es que esta vez no interactuó de manera verbal con el público sino que se limitó a tocar sus canciones: “Buenas noches, gracias por apoyar la música independiente, hemos llenado de nuevo este lugar”,; “Aborto, Legal, Seguro y Gratuito”;  “Esta canción se la dedico a las Abuelas de la Plaza de Mayo (antes de hacer Green Lover)”, fueron algunas de sus pocas intervenciones. Lo que primó fue la música.

En cuanto a los invitados, Rally Barrionuevo no podía faltar, presentado como el Hermano Hormiga, se sumó para hacer una versión sentida del Plástico De Tu Perfume. El público, compuesto por una amplia franja etaria y social, se metió en el viaje musical y no estuvo el famoso grito agudo: “Lisandro te amo”, que suele perturbar habitualmente en algunos shows y va en contra de la conexión con lo que se hace arriba del escenario. Más bien, hubo aplausos cerrados en la finalización de cada uno de los temas.

Tras mas de dos horas, el músico hizo el cierre con  Es Todo Lo Que Tengo, Es Todo Lo Que Hay. Para los bises volvió solo para hacer una emotiva versión de Vos. Se sumó la banda y ahí sonaron Foso y Elefantes para redondear una actuación de primer nivel.

Lisandro Aristimuño  demuestra, concierto a concierto, su intención por superarse y ofrecer espectáculos de altísimo vuelo. Sigue siendo uno de los músicos populares argentinos más innovadores y esto es una alegría.

por Santiago Ramos para GAMBA.FM

Puntajes Gamba: 

Cuelgue: 10

Escenografía: 8

Milipilis: 2

Tinchos: 2

Pogo: 0

Luces: 9##

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top