Entrevistas

Cuando la poesía se conoce con la melodía…

Entre el 2014 y 2019 Rodrigo Lalli Galean fue compositor, integrante y frontman en Aloe, conjunto porteño que supo transitar escenarios como Niceto Club, Vorterix, CC Konex y el festival Lollapalooza entre otros. Desde su separación a principios del 2019,  se dedica de tiempo completo a su carrera solista, tiempo que coincide con la agenda de lanzamiento de su último LP “El Mago” (2019).
Durante el 2020 y en el periodo de aislamiento obligatorio, Galean lanzó 2 Eps colaborativos con distintos artistas de todo Latinoamérica, entre ellos Felipe de La Máquina Camaleón, Ramona, Mora Navarro, Yago, Guille Salort, Nathy Cabrera entre otros.

+ Gamba: Telescopios tiene disco nuevo

Galean es un músico, poeta y productor de Buenos Aires, Argentina. Desde la poética de sus líricas conquista la canción porteña y sus paisajes oníricos adyacentes. Aunque su educación nunca fue formal, la música siempre estuvo en su entorno cercano. Familia de músicos, amigos del barrio con quien tocar y siempre un maestro distinto que lo instruyera en su camino como artista. Luego, al terminar la secundaria, comenzó a interesarse por la psicología, la astrología y el conocimiento esotérico. También la poesía llegó a su vida y es por eso que las letras tienen ese contenido tan profundo y texturado. Con 2 LP’s en su catálogo más una colección de EP’s colaborativos y también propios, el artista nos introduce una obra sobretodo ecléctica, en la que lanzamiento a lanzamiento el artista muta y nos despliega una nueva paleta de su sonoridad. En esta entrevista conocemos más sobre su mundo.

¿Cómo fue el proceso compositivo de OVAL? ¿Qué sonidos buscaste?

ØVAL surgió de un poema. Más precisamente de un aro, sí, un arito. Una persona se lo olvidó en mi casa, lo vi en el piso y eso triggereó muchísimas emociones y sentimientos que estaban dando vueltas. Entonces: del arito surge el poema, y del poema la canción. Representa una nueva etapa de búsqueda sonora… más electrónica, pocas guitarra  y las que están, están súper procesadas: un beat bien presente, un encare más bien pop. Creo que es una de las canciones más logradas, que junto con Moreu produjimos. Hay sonidos extravagantes, de relojes y bicicletas, pero también sintetizadores muy marcados, melodías claras. Aun así no deja de ser una canción compleja, que me abrió muchísimas puertas sonoras.

¿Qué ideas buscaste para redondear con el clip?

El video lo pensamos y realizamos junto con Chamera (Mercedes Herrera) de una manera bastante lúdica. Fue durante el período de la pandemia, lo cual nos limitó muchísimo. Creo que esa limitación fue también la gracia del video y la razón del resultado. Teníamos algunas ideas y otras fueron surgiendo improvisadamente. Me acuerdo que tuvimos una charla acerca de que queríamos conseguir una pecera para que yo metiera la cabeza adentro, salgo de mi casa luego de la reunión y, ¿qué me encuentro en la calle? Sí… una pecera.

¿Qué diferencias y similitudes hay entre escribir poesía y escribir letras para canciones?

Justo en esta canción la letra proviene de un poema previo, cosa que no es muy usual en mí. O escribo poesía, o escribo canciones. En este momento me encuentro componiendo letras de canciones desde la producción misma de la música, digamos: se me ocurre una melodía, le pongo acordes, o beat, lo que sea… pero la letra la voy armando en función de la canción, no al revés, y están saliendo cosas interesantes, más directas, menos enroscadas.

¿En qué etapa de la composición / grabación se encuentra Pasado Mañana?

PASADO MAÑANA es un disco que sale en Julio del 2021, pero que tendría que haber salido en el 2020. No fue así y eso me dio oportunidad de darle mayor entidad, encontrarle un concepto y realizar material audiovisual súper interesante. Está terminado hace rato y no veo las horas de que salga. En este momento ya estoy en lo que sigue, justamente en el día después de pasado mañana.

¿Podrías mencionar poetas de Córdoba que te gusten?

De Córdoba (provincia a la que quiero mucho por su gente y su paisaje y su cultura) me gusta Leticia Obeid, que más que poeta es escritora. Tengo una canción, «Leticia», que está inspirada en su nombre y en el momento que estaba atravezando mientras leía «Preparaciones Para El Amor» de ella. Laura Pratto también me gusta, pero sinceramente soy más conocedor de la música cordobesa que de la poesía. Siempre que voy, voy a tocar o a compartir más que nada con gente que hace música. Me encanta la poesía musical de Rodrigo Carazo, del Ceja de los Telescopios y por sobre todo de mi amiga Candelaria Zamar.

Por Santiago Ramos

PH: Mercedes Herrera

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top