Cine-Series-TV

La verdadera historia de La Huérfana

En 2009, la película La Huérfana fue una de las más populares de terror, en la que se contaba la historia de una pareja que adoptó a una niña de ocho años llamada Esther, pero que en realidad se trataba de una mujer de 33 años con trastornos mentales y una enfermedad llamada hipopituitarismo, que la hacía ver más pequeña y le facilitaba mentir en su edad.

Sin embargo, no todos conocen la historia de Barbora Skrlová, la mujer que inspiró la peli y de quien ahora no se conoce su paradero. Ella nació en República Checa con hipopituitarismo y no se sabe nada sobre su infancia y familia, lo único que se conoce es que fue encerrada en un centro psiquiátrico de adolescente por tener rasgos psicopáticos.

La mujer se hizo pasar por una menor de 13 años y les hizo creer a las hermanas Klara y Katherina Mauerová que había escapado de un centro de menores porque la maltrataban y dijo no tener a dónde ir. Ambas la “adoptaron” sin ningún procedimiento legal.

Klara tenía dos hijos, de 8 y 10 años, y acababa de separarse del padre de ellos. Las hermanas habían sufrido de alucinaciones de niñas, pero aún así supieron llevar su vida tranquilas. El peligro fue cuando, según el Daily Mail, Barbora empezó a sentir celos de los niños y los culpaba de actos que ella había hecho, con el único fin de molestar a su madre.

La secta
Barbora invitó a las hermanas a unirse a una secta religiosa a la que ella pertenecía, llamada ‘El Movimiento Grial’, la cual tenía como líder a alguien conocido como ‘El Doctor’, quien inducía a sus seguidores a practicar el canibalismo, la promiscuidad sexual y el incesto mediante mensajes de texto.

Debido a que las hermanas eran fáciles de manipular, Barbora incitó a que Klara construya una jaula de hierro en el sótano de su casa para que encierre a los niños desnudos. Con el paso del tiempo, ambos eran torturados y hasta se sabe que apagaban cigarrillos en sus cuerpos.

Skrlová reaccionó cuando ambos estaban cerca de morir y, como estaba obsesionada con Hansel y Gretel, convenció a las hermanas de engordarlos para que luego sean obligados a sacarse pedazos de carne. Los trozos debían ser comidos por ellas.

Se conoció la verdad
Barbora había instalado un equipo de vigilancia donde se encontraban los niños para poder mirarlos, pero no contó con que los vecinos tenían la misma tecnología y, por error, captaron la señal de la casa de las hermanas. Al ver la escalofriante escena, alertaron a la Policía.

Al llegar los efectivos, encontraron a los dos niños graves y a ‘Anika’, que en realidad era Barbora, pero se hizo pasar por una menor maltratada que había sido maltratada por las hermanas.

‘Anika’ logró escapar nuevamente de la policía y los niños fueron llevados al hospital, pero uno de ellos murió por los fuertes golpes que recibió. En el juicio, las hermanas reconocieron lo que hicieron, pero revelaron que fueron manipuladas por Barbora.

La nueva vida de Barbora
Tras escapar, viajó hasta Noruega, engordó y se hizo pasar por un adolescente de 14 años llamado Adam. Volvió a encontrar una familia que se haga a cargo de ella, pero su gran desempeño en la escuela y su negación para practicar deportes en grupo hizo que los profesores se comuniquen con las autoridades para que vean su caso.

Pero antes de que esto suceda, volvió a escapar. Con el tiempo la policía checa la capturó y fue juzgada. Kiara recibió 12 años de prisión, Katherina 10 años y Barbora únicamente 5 por ser autora intelectual. En 2011 apeló y quedó en libertad. Ahora nadie sabe dónde se encuentra.##

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top