.
.
Música

Momentos épicos del Cosquín Rock Online

Si hace unos años te decían que en el futuro no muy lejano iba a haber un Cosquín Rock sin sierras, ni ríos, ni hamburguesas, ni pogo, ni público, seguramente no lo hubieras creído. «El futuro ya llegó», dicen Los Redondos y «llegó como vos no los esperabas», así es que pandemia mediante se esta edición online con el afán de que los miembros de la industria musical puedan levantar un poco en medio de esta tremenda crisis que la acecha y, que como todos ya sabemos, no les permite laburar.  Es por es que, más allá de cuestiones técnicas que dejar asistentes, con mucho que desear, lo importante de esta edición del festi es que se haga, o sea el festival en sí mimo, como el comienzo de una esperanza para volver nuevamente algún día a las sierras y como el paleativo económico para que asistentes, cámaras, fotógrafos, sonidistas, plomos, músicos, etc. puedan tener una bocanada de aire fresco en su economía.

Así las cosas, repasamos algunos momentos épicos del segundo día del Cosquín Rock Online.

1- La experiencia Cosquín Rock Online  Más allá de cuestiones técnicas, y sabiendo que el vivo es una experiencia intransferible, la plataforma virtual resultó cómoda para bucear desde la comodidad de tu casa por las distintas propuestas artística. Algo así como tener un canal de televisión de Cosquín Rock en tu casa, per0 además de eso hubo tiendas para que compres merchandising, un chat para que debatas sobre o aquel show, un mapa virtual y los cuatro escenarios. Si tuviste la suerte que no se te corte, es muy probable que la hayas pasado bien. Párrafo aparte para la técnica de los artistas que fue de altísimo nivel, un sonido impecable.

2– El debut de Damas Gratis : Es cierto que si hace tres años Damas Gratis tocaba en el predio lo hacía explotar por los aires. No importa, nunca es tarde para romper prejuicios. Así, la cumbia de Pablo Lescano tuvo su debut en el festival serrano (cibernético) y tuvo el mejor de los recibimientos, algo que se pudo ver tanto en el chat de la plataforma como en las distintas redes sociales. El groove de la cumbia villera hizo mover el pie hasta al más rudo de los rockeros ortodoxos y se ganó un lugar en la cultura rock de nuestro país.

 

3-  Guille Aquino y Hernán Casciari: Está claro que este tipo de propuestas, como son los monólogos, se adaptan mucho mejor al formato online que una banda de rock, en la que el sonido en vivo pierde muchísimo. Fue entonces que en hora de la tarde pudimos apreciar de la risa sin respiro que nos entrega Aquino (debut en el festival) como de las entrañables historias del mercedino, quien se despidió con una frase esperanzadora: «Nos vemos en el próximo Cosquín, que Dios quiera sea con pasto y con porro».

4- Los clásicos: Las bandas de distintas generaciones que demostraron ser festivaleras y ATP aún sin el público presente. Tal el caso de Turf, Los Ratones Paranoicos, Las Pastillas del Abuelo, Kapanga, El Mató a Un Policía Motorizado y Molotov.

 

5- La consagración de Trueno tras la polémica sobre si el trap es rock o no, el artista puso su flow y sus rimas a disposición del cierre del festival  dejó en claro que es la gran cosa nueva de la cultura rock en este país. La frutilla del postre fue su aparición en escena con la rema de Jimi  Hendrix en la que prende fuego la viola . La tiene atada.

 

Por Santiago Ramos para GAMBA.FM##

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top