.
.
Música

Multitud cibernética en el Cosquín Rock online

Casi 170 mil personas vieron el Cosquín Rock Online. El día sábado 8 de agosto se conectaron cerca de 86 mil personas para disfrutar de la primera jornada, mientras que casi 120 mil hicieron lo propio el día domingo 9 de agosto para vivir esta edición histórica del festival de montaña llevado a la compu, celu o Smart en la cuál más de 70 artistas fueron protagonistas.

Esta vez no hubo que recorrer los mil metros que tiene el predio, ni tampoco buscar la ubicación para ver de la mejor manera, ni meterse en el pogo, ni sentarse en el pasto a esperar esa banda que te encanta. Todo estuvo a un click de distancia para que puedas disfrutar de manera confortable de tu artista favorito.

La grilla tuvo para todos los gustos: punk, reggae, canción de autor, punk, música popular, rock and roll, cumbia, cuarteto y pop. Tal vez el déficit estuvo en la escasez de propuestas de música urbana (solo Trueno y Louta -una de las propuestas que más encajó con el formato-), pero todo no  se puede tener.

Si hablamos de multiplicidad, además de lo variopinto de los géneros musicales también hubo diversidad en cuanto a la cantidad de países que pusieron una banda en el festival: México, Perú, Chile, Bolivia, Paraguay, España, Colombia, Uruguay y Argentina. Por otra parte, algo que ya contamos en la reseña de ayer, es que hubo suficiencia de participación femenina en ambas jornadas, un déficit que históricamente tuvo el festival y que desde este 2020 en la montaña ya empezó a modificar. Habrá que esperar en nuevas ediciones que sumen en la grilla también a artistas de géneros no binarios.

 

Por último, hay que destacar que los shows fueron muy breves, no más de 30 minutos de duración, salvo los números centrales. En ese tiempos los artistas fueron al hueso, la mayoría tocó esa que sabemos todos. Un punto a favor fue la puntualidad con la que se presentó cada artista; mientras que en contra fue la forma abrupta con la que se cerraron algunos shows.

En suma, el Cosquín Rock se pudo sobreponer a la pandemia con esta edición online y si bien hay muchos puntos para pulir como la actuación de los músicos en directo (la mayoría de sho fue grabado) o la prolijidad de esos cierres, o la mejora en la calidad de streaming, que se cortaba a cada rato, es importante destacar que la propuesta estuvo bien pensada y tiene mucho futuro. El Cosquín Rock se hizo realidad y eso es lo más importante, más allá de cualquier actuación en particular.

 

##

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top