Entrevistas

«Necesitaba que la composición fuese un proceso en soledad»

“Algo salió bien en estos últimos días”, expresa la mentora de Rosal, María Ezquiaga con un poco de humor y otro poco de alivio en el primer single de Interacción, su inminente primer disco solista

Lanzado el sábado 8 de mayo con el apoyo de El Club del Lanzamiento, “Algo salió bien” es una canción que, jugando con dos guitarras eléctricas y valiéndose de una poesía rítmica escrita en colaboración con Guadalupe Gaona, evoca la nostalgia del fin de una etapa y la celebración del comienzo de algo nuevo a través de una sonoridad pop-rock envolvente y delicada.

Presentada junto a un videoclip realizado por Patricia Bova, “Algo salió bien” deja en el aire un clima de esperanza y de renovación.  Es que la compositora no se detiene y, aunque ya tiene en gatera una nueva obra llamada «interacción», ya está planeando otro nuevo disco e imaginando cómo serán las presentaciones en vivo.

Para conocer a fondo esta primera aventura en solitario, es que se gestionó esta entrevista vía correo electrónico a la que accedió con total amabilidad.

+ Gamba: Cuando la poesía se conoce con la melodía…

¿Qué recepción tuviste de «Algo Salió Bien» y por qué tanto optimismo en el título?
Muy buena recepción. Creo que es un tema que gustó. A los lugares donde lo mandé lo publicaron. Es mi primer lanzamiento como solista y estoy muy contenta con las veces que se compartió, las listas donde se publicó y las notas que se hicieron.
El título no es taaaan optimista, porque cuando uno dice que algo salió bien, de algún modo está diciendo que otras cosas no salieron bien, es un poco ver el vaso medio lleno. Yo creo que pensar las cosas en términos de que «todo salió mal» o «todo salió bien» no es pensar.

¿Cómo fue hecho el video?
El videoclip fue filmado en Mar del Plata. Las imágenes las tomó Alejandro Jovic en 2018. Estábamos en el festival de cine de Mar del Plata presentando Lxs Mentirosxs, una película para la cual hice la música y que se puede ver en el canal de YouTube de la UN3TV. Quisimos hacer imágenes de una ciudad que nos encanta para un posible video que luego no hicimos, pero esas imágenes me parecían tan lindas que sabía que para algo las iba a usar.
Cuando tuve el disco terminado me di cuenta que esas imágenes del mar iban muy bien con la vitalidad a que se alude en «Algo Salió bien». Convocamos a Patricia Bova, que fue la que editó y le puso su Impronta. Particularmente me gusta lo que sucede en el video porque describe muy bien la idea de priorizar un recorrido más que un resultado.

¿Cómo fue el proceso creativo de «Interacción» y qué búsqueda sonora tuvo?

En principio tenía muchas ganas de tocar con Leo Fernandez porque es un músico que admiro, viene del jazz, me encantan sus discos. Tenía ganas de que sea un disco más tocado en vivo, es un dúo de guitarras eléctricas que se entrelazan. Me pareció que este dúo iba muy bien con las ideas musicales que tenía. Fuimos al estudio y grabamos con dos equipos de guitarra cada uno, tocando juntxs, porque quería que el disco tuviese esa respiración que tiene la música se toca junto con otrx músicx.
Con respecto a las canciones, son ideas musicales muy sintéticas, tienen poca letra, pocas partes, quise concentrarme en una idea sonora que parte de las guitarras. La única canción en colaboración es «Algo Salió Bien», junto a Guadalupe Gaona. En este disco necesitaba que la composición fuese un proceso en soledad quizás para poder afirmarme como música.

¿Cómo fue el trabajo de producción de la obra?

Tenía varias ideas grabadas en el celular, algunas más desarrolladas que otras. Empecé a ordenarlas y a pensar cuales quería tocar. Tenía muchas ganas de tocar la guitarra y eso fue lo que predominó en la selección. Además me puse a explorar un poco la loopera, con esa base me junté con Leo Fernandez.
Luego, cuando empezó la pandemia, fui grabando demos y pasándoselos a Leo para que pruebe y grabe sus guitarras, fuimos haciéndonos devoluciones.
Cuando se abrieron los estudios en noviembre del 2020 fuimos a grabar a Spector Studios. Luego sumé algún que otro elemento, pero básicamente son dos guitarras. El sonido del disco está en el dúo. La mezcla estuvo a cargo de Ezequiel Kronenberg, le pasé algunas referencias de músicas que para mí estaban relacionadas, él le aportó una sofisticación al sonido, entendió enseguida que era un disco y no canciones sueltas. Luego hicimos las fotos de portada con Victoria Dobaño, fuimos al Museo de Arte moderno de Buenos Aires e hicimos las fotos en la muestra de Santiago Iturralde que muy gentilmente nos dio permiso.

¿Qué músicos y músicas te acompañaron en esta aventura y cómo elegís a la gente que se suma a tu proyecto?

El músico que me acompañó en el proceso fue Leo Fernández, sus guitarras fueron muy inspiradoras. En la grabación fue muy importante la presencia de Ezequiel Kronenberg a la hora del armado y en la mezcla y también Luciano Pedreiro, un técnico que estuvo súper atento y también colaboró mucho con su escucha en el disco.
Otras personas con las que hablé mucho, y me hicieron un gran aporte, previo a la grabación fueron Lorena Mayol y Florencia Ruiz. Florencia me ofreció escuchar las canciones y me dio una devolución muy interesante.
En el disco hay una sobre grabación de teclado de mi amigo Pedro Giorlandini, que también hizo su aporte durante el armado de la canción, y otra de percusión de Manu Caizza.

¿Qué expectativas te genera este disco?
Tengo algunos videos por terminar que voy a subir en breve y tengo muchas ganas de tocarlo en vivo. Creo el dúo de guitarras permite seguir explorando posibilidades sonoras y rítmicas y que es una buena base para hacer colaboraciones con otrxs. Y más que nada, tengo ganas de grabar otro disco.

Por Santiago Ramos

PH Guadalupe Gaona

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top