Entrevistas

«Recién ahora estamos empezando a conocer la música de pueblos originarios»

Nación Ekeko presenta su tercer disco titulado «Qomunidad». El álbum es una obra que cuenta con la participación de artistas de todo el mundo, entre ellos VengaVenga (Brasil/Portugal), Arbolito (Argentina), Muerdo (España), Julieta Venegas (México), entre otros.
‘Qomunidad’ es un disco colaborativo y comunitario que nace en un momento donde el mundo nos pide que tomemos distancia. Por el contrario, el artista Diego Pérez considera que es un momento donde las redes humanas que buscan el buen vivir y el trabajo comunitario deben fortalecer lazos y reencontrarse con nuevos y viejos paradigmas.

+ Gamba: Esta es la Nación Ekeko

Paso a paso, Nación Ekeko ha ido revelando los temas del álbum entre el 2020 y principios del 2021: “Como la cigarra”, la canción de María Elena Walsh que cobró fuerza con la versión de Mercedes Sosa para volver a escuchar su voz bajo autorización de su familia; siguieron “Arriba quemando el sol”, con Maryta de Humahuaca; “Hermanos”, en compañía de Muerdo y “Deja que el agua corra”, con Paula Neder; “Baila baila”, que cuenta con la participación de Arbolito. Un tema especialmente dedicado a nuestro continente y en el que se enfatizan las palabras ABYA YALA, el nombre dado por el pueblo guna, de las actuales Panamá y Colombia, a lo que hoy conocemos como América.

Por último, en el “Día de La Tierra” lanzaron el último corte titulado “El Paraíso” con la participación internacional de la cantante mexicana Julieta Venegas, canción que nos habla simplemente de cómo la ambición y el consumo sin límites nos siguen alejando de nuestra propia esencia y dañando la naturaleza de la que somos parte. La canción está acompañada por un videoclip editado en Colombia, que muestra la realidad de las diferentes comunidades de Latinoamérica que viven en consonancia con la naturaleza, en contraste con la explotación minera y forestal actual.

Para conocer más acerca de esta obra entrevistamos a su mentor, Diego Pérez.

¿Cómo fue creado, grabado  y producido «Quomunidad»?
«Qomunidad» es un disco grabado enteramente en pandemia. Lo inicié en el mes de abril del 2020 y fue grabado y producido en mi estudio, y en estudios en diferentes lugares del mundo, donde cada
invitado y fue grabando su parte.

¿A qué se debe el título y cómo es el sistema de disco colaborativo?
Bueno, el título de «Qomunidad» tiene varias aristas. Primero en un momento donde el mundo nos pide aislamiento, y separarnos del otro, me pareció que era importante poder generar algo que vaya en movimiento contrario: poder generar una obra que tienda redes, que nos lleve a co-crear con otros artistas, que nos invite a trabajar colectivamente y  sumarnos al mensaje de que nadie se salva solo y de que todo lo que hacemos solamente lo podemos hacer si lo hacemos en conjunto. Por otro lado la de la palabra Qomunidad con «Q» se la puse por los Qom, las comunidades originarias de la región donde me crié. El significado de Qom es: nosotros ó nuestra gente.

Hay diferentes artistas de la música latinoamericana colaborando en el disco. ¿Por qué llamaste a cada uno  y qué buscaste en su participación? 
La participación de los músicos que fueron quedando en el disco se dio de una manera muy natural e intuitiva. En general, son músicos con quienes me vengo cruzando en giras, en conciertos o con quienes venimos compartiendo música desde hace tiempo. También me pareció muy importante escuchar lo que pedía cada canción y en base a eso poder convocar a cada uno de estos artistas.

¿Creés que esta reformulación que estás haciendo con el folklore vos y otros músicos y otras músicas, es algo nuevo para el mundo? ¿Qué recepción de tu música tenés en otros lugares del mundo? 
Bueno, yo inicié este trabajo como parte de una búsqueda de identidad ya hace unos hace 20 años. Yo creo que esta integración de culturas, la música de raíz y los sonidos contemporáneos son, de alguna manera, la síntesis de nuestra identidad latinoamericana. Somos una región pluricultural y tenemos influencia de nuestros pueblos ancestrales y también de las herramientas tecnológicas que se usan en el presente. Por otro lado creo que para muchos, en diferentes lugares del mundo, puede sonar como algo innovador, pero me parece que es bastante natural que nosotros integremos en nuestro sonido la influencia de las diferentes culturas que conviven en nuestro suelo. Creo que esa es una de nuestras grandes riquezas culturales.

¿A qué se debe la elección de cada uno de los covers?
En el disco hay dos versiones de cantos clásicos del folklore latinoamericano, ambas compuestas por dos grandes mujeres de nuestra historia musical «Como la Cigarra»,  de María Elena Walsh y «Arriba Quemando el Sol», de Violeta Parra. Me pareció importante poder incluirlas porque siento que su mensaje sigue más actual que nunca, y también porque, de alguna manera, encontré la forma de versionarlas aportándoles algo nuevo y generando algo diferente pero manteniendo su espíritu.

¿Podrías definir a la música argentina del siglo XXI?
Creo que tanto nuestra música, como nuestra sociedad, están en un proceso de búsqueda de identidad y de reconocimiento. Me parece que históricamente nuestro país estuvo centralizado en Buenos Aires y creo que el rock argentino fue protagonista junto con el tango y algunas cosas de folklore. Recién ahora estamos empezando a reconocer la música de nuestros pueblos originarios, la música ancestral, la influencia de los ritmos africanos en nuestro folklore, y estamos empezando a reconocer de dónde viene cada una de estas sonoridades, como dicen los pueblos andinos: «En el pasado está el futuro».

Por Santiago Ramos

PH: Maia Alcire

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top