.
.
Viral Fest

Se pega y no se despega

¿Alguna vez te encontraste con una canción que hacía mucho tiempo no escuchabas y todavía te acordabas -casi- toda la letra? ¿Por qué no pasa lo mismo con lo que estudiamos hace mucho tiempo en la escuela o la universidad? ¿Por qué nos quedan grabadas las canciones? Tiene que ver con la manera en la que el cerebro procesa la información acústica y donde la almacena.

+ Gamba: ¿Qué música le gusta a tu perro?

Un estudio realizado en el Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences de Leipzig, Alemania, señala que el cerebro tiene un lugar específico para guardar letras de canciones y separarla de la melodía.

Cuando escuchamos una canción la música y la letra «entran» por el oído y son procesadas juntas en la corteza auditiva, la región del cerebro humano responsable del procesamiento de la información sonora. Cuando llega al surco temporal superior -uno de los tantos «pliegues» del cerebro-, música y letra se separan. ¿Por qué lo hacen? Las pruebas indican que tiene que ver con el procesamiento más complejo que hacemos con las letras, el “entender las canciones”. «Cuanto más se procesan, más se separan», dicen los investigadores. La letra entra en el surco temporal superior anterior, donde quedará almacenada por muchos años.

Existen otros puntos de vista sobre el archivado cerebral de las canciones. La psicóloga musical Vicky Williamson explica de qué se tratan estos items.

Primero tiene que ver la simple exposición. Sin querer podemos escuchar miles de veces la misma canción, lo que aumenta la probabilidad de retención a cualquier estímulo, especialmente cuando la información es idéntica todas la veces. Otra razón se explica con los vínculos emocionales que las canciones pueden generar. En general, las memorias emocionales son fáciles de recordar sin necesidad de la exposición repetida. Por último, hace referencia a la memoria motora. Una reacción común a la música es aprender a cantarla, lo que generará un hábito de escucha/canto. Las memorias que son de naturaleza motora se vuelven rutina y pueden recuperarse subconscientemente sin mucho esfuerzo, como por ejemplo caminar, manejar, andar en bici o nadar.##

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top