.
.
Tecnología

Una explosión con éxito

¿Cómo es eso? Sí, aunque parezca un delirio, el aterrizaje del cohete Starship marcó un hito para Space X aunque luego haya explotado. En una nueva prueba que tenía como objetivo el aterrizaje vertical, la nave SN10 despegó,  se elevó 10 mil metros y luego descendió para aterrizar con éxito.

Aunque luego de 8 minutos explotó, la misión fue tomada como exitosa porque se logró el objetivo de que no se haga añicos en el aterrizaje, como ya ocurrió en pruebas anteriores. El próximo paso será ver cómo mejorar el descenso así el aterrizaje no es violento y la nave no explota tras el mismo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mas vistas

To Top